Nacimiento de Evita

0

El 7 de Mayo de 2017 conmemoramos 98 años del Nacimiento de Eva Duarte de Perón. Para su pueblo…

Evita

Unida fielmente a Juan Domingo Perón, con foco en los humildes, Evita fue protagonista fundamental de un movimiento que cambió la realidad de nuestro país. Debido a su dedicación, y a sus tareas sociales se ganó la devoción de su pueblo. Sus “descamisados” sentían que Evita les brindaba un amor y respeto que nunca hasta entonces habían recibido de parte del poder.

Mencionamos algunos de los hechos que caracterizaron su lucha durante su corta vida:

  • Igualdad de derechos civiles y políticos del pueblo sin diferencia de géneros, promoviendo la participación activa de las mujeres en la vida política. Dentro de sus mayores logros estuvo la ley 13.010 del voto femenino, promulgada por Perón el 23 de septiembre de 1947. Otorgaba a las mujeres los mismos derechos políticos que los hombres.
  • Garantía estatal del cumplimiento de los derechos de los trabajadores, a quienes recibía personalmente en su despacho.
  • Evita aseguraba que no hacía beneficencia, su lema era la justicia social. El 8 de julio de 1948 se creó la Fundación Eva Perón, dentro de su amplia tarea social mencionamos:
    • Hospitales y policlínicos: 21 fueron construidos en 11 provincias. Proveyó equipamientos a hospitales. El Tren Sanitario Eva Perón, que tenía aparatos médicos modernos, acercaba a los médicos a los pueblos alejados.
    • Hogares para ancianos: seis terminados en Buenos Aires, Tucumán y Córdoba. Allí eran alimentados y atendidos por enfermeras y monjas. Sanción de una ley que otorgaba pensiones a los mayores de 60 años sin amparo.
    • Hogares de tránsito: para mujeres solas o con hijos; ofrecían manutención hasta la reubicación en la vivienda definitiva, trabajo, asistencia médica, vestimenta y otros servicios.
    • Distribución Anual: libros, alimentos, ropa, máquinas de coser, y juguetes para familias carenciadas del país.
    • Campeonatos infantiles y juveniles: organizados desde 1949, movilizaban anualmente a más de 200000 asistentes. En esas ocasiones se realizaba un amplio control sanitario a nivel nacional, a cada uno de los participantes.
    • Hogares escuelas: más de veinte en todo el país atendían a niños de 4 a 12 años.
    • Educación: Becas para estudiantes. Iser(Instituto superior de enseñanza radiofónica). Escuela de Enfermeras.
    • Ciudad Infantil Amanda Allen para acoger a los niños carenciados y huérfanos.
    • Ciudad Estudiantil para adolescentes sin recursos o del interior del país.
    • Ciudades universitarias en Córdoba y Mendoza. Un comedor universitario en La Plata.
    • Turismo social: Unidades turísticas en Río Tercero, Chapadmalal, Mendoza y otros lugares del país. Colonias de vacaciones.
    • Construcción de viviendas y complejos habitacionales para obreros.

    Hoy los metalúrgicos celebramos su nacimiento recordando sus palabras:

    Como mujer siento en el alma la cálida ternura del pueblo de donde vine y a quien me debo.
    Sangra tanto el corazón del que pide, que hay que correr y dar, sin esperar.
    Cada uno debe empezar a dar de sí todo lo que pueda dar, y aún más. Solo así construiremos la Argentina que deseamos, no para nosotros, sino para los que vendrán después, para nuestros hijos, para los argentinos de mañana. ”
    “(..) Ahora si me preguntasen qué prefiero, mi respuesta no tardaría en salir de mí: me gusta más mi nombre de pueblo. Cuando un pibe me nombra Evita me siento madre de todos los pibes y de todos los débiles y humildes de mi tierra. Cuando un obrero me llama Evita me siento con gusto compañera de todos los hombres.
    Cuando elegí ser Evita sé que elegí el camino de mi pueblo. (…) Nadie sino el pueblo me llama Evita.
    Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que el nombre de Evita figurase alguna vez en la historia de mi patria. Y me sentiría debidamente, sobradamente compensada si la nota terminase de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba, cariñosamente, Evita.
    Pongo junto al alma de mi pueblo, mi propia alma. Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria.

Compartir.