Día Internacional de la Mujer

0

La lucha cultural, de respeto y económica continúa.

Un número sin precedentes de mujeres recibe dinero por su trabajo. Pero todavía los índices de participación de las mujeres en la población activa siguen estando por debajo de los de los hombres

8 de marzo, este día tiene importantes antecedentes en muchos países del mundo. Para mencionar solo un ejemplo: Hace más de cien años, el día 28 de febrero 1909, se celebró en todos los Estados de USA el primer Día Nacional de la Mujer, de conformidad con una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos.

Aun así la lucha, que ha sido muy dolorosa y ardua, continúa en la actualidad. Existe en el presente una abrumadora mayoría de mujeres que se ven obligadas a trabajar en la economía informal, gran parte de ellas dedicadas a trabajos de cuidados y domésticos sin retribución alguna. Otras deben aceptar empleos peor remunerados y con menor jerarquía y calidad que sus pares masculinos, debiendo permanecer con poca o ninguna protección social.

Lograr la igualdad de género en el trabajo es indispensable para el desarrollo sostenible.

En este marco transcribimos acá parte de los discursos de NUESTRAS MUJERES METALÚRGICAS, en ocasión de celebrarse la 7ª Jornada de la Juventud Sindical Metalúrgica Peronista, en noviembre de 2016.

Decía la compañera Natalia Solves, delegada de la Seccional Tres de Febrero:
«Hoy vivimos la responsabilidad de materializar en la realidad nuestros derechos socio-culturales, económicos y laborales, y para ello lucharemos, codo a codo con nuestros compañeros, porque la Justicia Social es una misión de todos y de todas.»

Y explicaba la compañera Alicia Mesa, delegada de Seccional Quilmes con respecto a la ley de paridad de género, ante la crítica de que debido a esa ley las mujeres van a ocupar un lugar simplemente porque hay una ley que indica que deben tener el 50%:
«[…] las mujeres, igual que los compañeros podemos representar a todos los trabajadores, y eso está demostrado con cada una de las compañeras, que cuando se sientan a negociar en sus fábricas, no negocian solamente condiciones de las mujeres, negocian condiciones de todos los trabajadores que allí representan. Entonces, esta ley, si bien es una herramienta que nos va a ayudar a las mujeres, no es que vamos a surgir o a representar solamente porque la ley nos ampara, yo creo que las leyes, son una herramienta para regular las conductas de las sociedades, pero también hay que pensar que no es casual, tuvo que promulgarse una ley para que la mujer pudiera tener voz y voto. Sin esa ley la mujer no podía votar, y se la debemos a la compañera Eva Perón. […] Entonces compañeros yo también quería dejar en claro que las mujeres estamos muy capacitadas, igual que cualquier compañero, y no venimos, ni a quitar lugar a los compañeros, simplemente queremos caminar a la par de todos los compañeros, porque como mujeres, somos trabajadoras, madres y podemos exactamente representar a cualquier compañero. Y por otro lado, decirles que también creo que si hoy estamos acá y vamos a seguir estando es porque nuestro Secretario General Antonio Caló realmente nos respalda muchísimo en este trabajo y nosotros queremos seguir trabajando, y también sabemos que la UOM, como peronista, ha luchado por la igualdad de género, por la igualdad de todos los trabajadores.»

En la ONU-Mujeres (Organización de las Naciones Unidas), el tema central del Día Internacional de la Mujer de 2017, será “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”.

Transcribimos aquí parte del mensaje que el día 28 de Febrero de 2017 pronunció Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, en referencia esta fecha:

«En todo el mundo, demasiadas mujeres y niñas dedican un número excesivo de horas a las responsabilidades del hogar; habitualmente, destinan a estas tareas más del doble de tiempo que los hombres y los niños.[…] En muchos casos, esta división desigual del trabajo tiene lugar a expensas del aprendizaje de las mujeres y las niñas, y de sus posibilidades de obtener un trabajo remunerado, hacer deporte o desempeñarse como líderes cívicas o comunitarias. Esto determina los patrones de desventajas y ventajas relativas, la posición de las mujeres y los hombres en la economía, sus aptitudes y lugares de trabajo.

Este es el mundo inmutable del trabajo sin recompensa, una escena familiar de futuros desolados en todo el mundo; las niñas y sus madres sostienen a la familia con trabajo sin paga y su trayectoria de vida es muy distinta de la de los hombres del hogar.

Queremos construir un mundo del trabajo distinto para las mujeres.«

Compartir.