Concentración en Defensa de la Industria Nacional

0

En el día de hoy, en el marco de una multitudinaria manifestación que contó con la presencia de delegados sindicales de varias seccionales, miembros de la Comisión Directiva de nuestro Secretariado Nacional presentaron un petitorio ante el Ministro de Producción Dante Sica.

Transcribimos el texto del citado documento:

“UNIÓN OBRERA METALÚRGICA de la REPÚBLICA ARGENTINA

Asociación Sindical con personería Gremial Adherida a la Confederación General de Trabajo

Secretariado Nacional

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 13 de julio de 2018

Al Señor Ministro de la Producción

Lic. Dante SICA

PRESENTE

Con nuestra mayor consideración:

Nos dirigimos a Usted dada la gravísima situación de la Industria metalmecánica y siderometalúrgica que está padeciendo actualmente nuestro país y que afecta al conjunto de trabajadores metalúrgicos de la Argentina, representados por nuestra organización gremial.

Tal cual como la UOMRA describió en sus estudios, basados en información oficial y relevamientos propios, se han perdido -a hoy – no menos de 30.000 (treinta mil) puestos de trabajo desde diciembre de 2015 hasta la fecha. A esto se agregan las veinte mil suspensiones de horas y jornadas de trabajo de compañeros metalúrgicos en las distintas ramas de nuestra actividad en el país.

Esta realidad es consecuencia de las erróneas políticas económicas ejecutadas por el Gobierno Nacional que – nunca –atendió  innumerables advertencias para generar la defensa y desarrollo de un Plan Productivo Nacional.

Toda la historia de la industria mundial, pasando por cada una  de sus expresiones institucionales y políticas, revela que los principales países del Orbe han preservado y protegido el desarrollo de sus segmentos de mayor valor agregado económico, no sólo para proveer a mejor desarrollo económico y humano para el conjunto de su población, sino como clave esencial para proseguir en las cadenas de valor agregado mundial.

Por todo ello, queremos insistir en proponer la modificación de estas políticas industriales actuales que están profundizando la destrucción del aparato productivo nacional con su consecuente pérdida de empleo y caída del salario real, el cual no logra siquiera garantizar la canasta básica alimentaria de los trabajadores.

Es imperioso, entonces, defender el mercado interno (tanto desde el lado de la producción como desde el consumo) que -debido a las políticas económicas actuales-han incrementado incompetitivamente los costos directos de producción y consumo interno (suba de tarifas energéticas desproporcionadas respecto a la escala mundial). Estos descomunales costos directos se verifican en el aumento inconcebible de más del 1.500% en la provisión de gas, del 900% en energía eléctrica y la provisión de agua potable que destruye la estructura de costos de las empresas y el ingreso disponible de la población del país.

A todo ello, con esas tarifas que demuelen la producción y el consumo internos, se agrega la devaluación abrupta del tipo de cambio con tarifas dolarizadas que no permiten prever ningún sendero de precios hacia delante, agravando la caída del poder adquisitivo de los salarios reales, actuales y futuros).

Es públicamente sabido sobre la actual Guerra Comercial Mundial que está, en sus principios, imponiendo barreras arancelarias y cupos cuantitativos a las producciones industriales de todos los los países del mundo (acero, aluminio, vehículos, madera, textil, etc.); todo lo cual, genera desvío de comercio contra la producción nacional que ya viene siendo fuertemente afectada por la libre importación de bienes industrializados finales, inconcebibles tasas de interés de más del 50% para el capital diario de trabajo de las empresas (fundamentalmente PyMES) y sin barreras  cuantitativas razonables de importaciones en el exterior; por ejemplo la quita de medidas de control como las Licencias No Automáticas (LNA) reconocidas, incluso por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Recomposición de las Líneas de Crédito para la Inversión Productiva, tanto para capital de trabajo como para inversión en bienes de capital y préstamos sobre facturas conformadas a tasas inferiores al 20% anual para todas aquellas PyMES que, bajo el estricto seguimiento y control en tiempo real con las nuevas tecnologías y plataformas digitales, demuestren el cumplimiento de todos las obligaciones fiscales, en particular las referidas al empleo legalmente formalizado

  • Para sostener el nivel de empleo ejecutar inmediatamente los programas de Recuperación Productiva (REPRO) con participación de la representación sindical.
  • Establecer Cupos de Importación por actividad para garantizar la producción local y el empleo.
  • Extensión de los planes de financiación al consumidor con costo financiero reducido para reactivar la producción nacional y recomponer la alicaída canasta básica de los trabajadores, en particular en los sectores más afectados dentro de las Actividades metalúrgicas que representamos, tal el caso de motos, automotor y autopartes, línea blanca, afectados profundamente con despidos y suspensiones.-

Los trabajadores metalúrgicos mantenemos nuestro firme compromiso democrático y de paz, en el marco de la Justicia Social, la Independencia Económica y Soberanía Política.”

Presentes en la marcha
Contra la importación indiscriminada y defendiendo los puestos de trabajo.
Gobernar es DAR TRABAJO
Junto a los compañeros de SMATA

 

Compartir.