Nacimiento de Lorenzo Miguel

0

Lorenzo Miguel nació en el seno de una modesta familia de inmigrantes españoles el 27 de marzo de 1927, en Villa Lugano, Buenos Aires.

Cuando tenía doce años falleció su papá en un accidente de trabajo, a tan temprana edad le tocó sufrir el enorme desamparo e insensibilidad patronal que padecían entonces los trabajadores y sus familias. Abruptamente terminó su infancia. Apenas finalizada su escolaridad primaria tuvo que salir a trabajar, para colaborar con el sostén económico de su madre y sus cinco hermanos.

Con 18 años ingresó a trabajar en la empresa metalúrgica CAMEA, ubicada en Villa  Lugano, el barrio donde nació, creció y pasó la mayor parte de su vida. Además hubo un hecho histórico que signó su destino: participó de la histórica movilización del 17 de Octubre de 1945. A partir de ese momento el peronismo y la lucha sindical fueron su vocación y los valores en los que basó su vida.

A los 24 años fue electo delegado, en el año 1952 fue convocado como colaborador de la seccional Capital, y al tiempo pasó a ser miembro de la Comisión Directiva Nacional.

El fatídico 16 de septiembre de 1955 los cimientos de la patria se conmovieron debido al golpe perpetrado por  la autodenominada Revolución Libertadora, cuando Perón fue  derrocado a sangre y fuego. El 16 de noviembre de 1955 la dictadura de Aramburu declaró intervenida la CGT, y días después, dispuso la intervención de los sindicatos.

Como respuesta a ese ataque se fue extendiendo la Resistencia Peronista. Los trabajadores metalúrgicos eran la vanguardia indiscutida del movimiento obrero por lo cual se transformaron en una enorme barrera para los intereses de la sangrienta dictadura. 

La huelga metalúrgica de 1956 se transformó el un símbolo de esa Resistencia, fue un paro por tiempo indeterminado que duró  más de 40 días. Por ser uno de sus impulsores Lorenzo Miguel no solo fue despedido sino que también fue perseguido.

Tres años más tarde la CGT decretó la huelga general durante el gobierno de Arturo Frondizi, en esa ocasión Lorenzo Miguel fue detenido y enviado al penal de La Pampa y al buque prisión Bahía Tethis. Posteriormente ingresó en la firma “Pirelli”, en la que permaneció hasta su muerte.

El 20 de marzo de 1970, luego del brutal asesinato de Vandor, fue electo para sucederlo en el cargo. Siempre con el apoyo de las bases metalúrgicas se  mantuvo conduciendo nuestro sindicato durante tres décadas. Por eso y por la importancia de nuestra UOM, Lorenzo Miguel llegó a ser el dirigente sindical de mayor influencia del país y el referente político peronista por excelencia.

Nunca aceptó cargos políticos, tampoco quiso conducir la CGT. Su lucha, a través de la UOM y las 62 organizaciones peronistas, se centró en defender a los trabajadores y lograr el retorno de Perón a la Patria. El ansiado regreso del gran líder justificó todo lo batallado, la infancia trunca, la persecución, el despido, las carencias y la cárcel.

Los metalúrgicos lo recordamos con profundo respeto y admiración.

 

Compartir.