Todo Nos Une, Nada Nos Separa – Fundación de la UOM

0

“Un sindicato no es solamente una organización de hombres y mujeres de una determinada actividad gremial. Es una formidable herramienta de liberación social”.

En 1919, durante las sangrientas jornadas de los obreros fundidores de Vasena, que dieron origen a la “semana trágica”, existía ya en Capital Federal la denominada “Sociedad de Resistencia Metalúrgica”. Por aquellos tiempos, los sindicatos se nombraban de ese modo, y ésta fue, entonces, la primera organización gremial en agrupar a los trabajadores de la industria del metal.

Valioso antecedente que es necesario rescatar del olvido para beneficio de quienes (afiliados a la UOM) deben conocer los orígenes de la Organización que los nuclea.

La noche del 19 de Abril de 1943, un grupo de trabajadores encabezados por el compañero Nicolás Giuliani, Ángel Perelman y otros (cada cual en representación de la rama a la pertenencia dentro de la industria: fundidores, calderos, herreros de obra, bronceros, orfebre Ros, cerrajeros, etc.), se reunieron en la sede de la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), bajo la presidencia de José Domenevch, Secretario general de la Central Obrera y presidente de la Unión Ferroviaria.

Al cabo de discutir puntos de vista (disidencia debida a la diferente posición política de cada uno), se conciliaron los desacuerdos y, finalmente llegaron al resultado apetecido: fundar una organización gremial que los agrupara a todos. Eran pasadas las 12 de la noche cuando se labró el acta de constitución de la Unión Obrera Metalúrgica. Lleva fecha del día anterior, pero nació el 20 de abril de 1943.

Se nombró Secretario General a Nicolás Giuliani, en mérito de haber sido el forjador de la unidad, tesonero luchador que después de bregar, sufriendo por años persecuciones, al fin lograba concretar un sueño, una sola y férrea organización gremial para todos los trabajadores metalúrgicos.

Acontecimiento extraordinario de fundamental importancia, ya que con la creación de la Unión Obrera Metalúrgica se incorporaba al campo de la lucha gremial una poderosa fuerza de combate que iba a ser, andando el tiempo, indiscutible vanguardia del Movimiento Obrero Argentino.

Símbolo Distintivo

Recién cuando el Hombre inventó la rueda poniendo en movimiento, sin saberlo, la complicada maquinaria de la industria y el progreso, empezar a rodear el Universo, de la noche tenebrosa a la luz del porvenir.

El engranaje con sus doce dientes (como los números del reloj) girando sobre el eje de nuestras iniciales, es el logotipo grafico que nos representa, como el Escudo Nacional para todo hijo de esa tierra.

La rueda dentada representa para los metalúrgicos no solo un símbolo sino la expresión de su que hacer gremial en el ámbito de la república. Gira como los días de la vida, siempre hacia el mañana.

No sabemos quién lo creo en qué mente brotó la chispa inspiradora, como las que brotan del hierro candente bajo los golpes del martillo.

Apareció por primera vez el dibujo nuevo (año II, 23 de mayo de 1947) de nuestro período Gremial, con un obrero y un empleado junto a la forja, bajo el siguiente titulo: TODO NOS UNE NADA NOS SEPARA.

Y por segunda vez en la forma definitiva que hoy nos ostenta, en un bono contribución para el plan de cooperación, en mayo de 1951. Desde entonces y hasta ahora este símbolo ha brillado como un sol para los trabajadores metalúrgicos. Nos presenta, y en cada lugar que aparece, habla de UNIDAD, ORGANIZACIÓN Y MOVIMIENTO.

Compartir.