LORENZO MIGUEL, METALURGICO Y PERONISTA

0

Se cumple hoy 27 de marzo un nuevo aniversario del natalicio de Lorenzo Miguel. Siempre es tiempo para un trabajador de la UOM, recordar y homenajear a quien fuera la piedra fundacional de nuestra organización, quien en los albores del Peronismo, supo entender las ideas del General y transformarlas en hechos concretos, de reivindicaciones para todos los obreros y sus familias.
Lorenzo Miguel es sinónimo de la Unión Obrera Metalúrgica. Fue el secretario general del sindicato durante 32 años, entre 1970 y 2002, cuando falleció un 29 de diciembre a los 75 años. Nacido el 27 de marzo de 1927 en Villa Lugano, fue en el barrio del sudoeste porteño donde comenzó a trabajar en la fábrica CAMEA (Compañía Argentina Metalúrgica de Estaño y Aluminio) el 26 de marzo de 1945. Allí se convirtió en delegado de sus compañeros en 1951, cuando atrás había quedado su sueño de dedicarse al boxeo, deporte que lo llevó a pelear en el Luna Park en 1946 y que dejó de practicar por pedido de su madre, doña Brígida.
Siendo muy joven, su participación en el glorioso 17 de octubre de 1945 lo marcó profundamente y a partir de ese momento se sumó con pasión a la gesta peronista. A sus 24 años ganó por primera vez la confianza de sus compañeros y fue elegido delegado gremial. Así comenzó su batallar teniendo al peronismo y al sindicalismo como el motivo y razón de su vida.
En 1955 fue nombrado al frente de la secretaria de la UOM en Villa Lugano, con el padrinazgo de Augusto Vandor y Paulino Niembro. Con el transcurso del tiempo se convirtió en un discípulo del líder, Vandor, quien condujo los destinos entre 1958 y el 30 de junio de 1969, cuando fue asesinado. Miguel, que cumplía la función de tesorero, asumió el gremio el 20 de marzo de 1970. A partir de ese momento luchó por los derechos de los trabajadores y se convirtió en el sindicalista más importante del país de esa década y parte de los 80: referente ineludible de la CGT y el líder de las “62 organizaciones gremiales peronistas”.
El “Tordo”, como le gustaba que lo llamaran, fue parte de una época en la cual la metalúrgica marcaba el ritmo de la economía del país y existían numerosas empresas. La UOM era en ese momento el sindicato más importante del país. Durante sus 32 años al frente, Lorenzo Miguel trabajó en favor de los obreros metalúrgicos. Sólo estuvo ausente durante la última dictadura militar, cuando fue detenido durante 50 meses por ser peronista y sindicalista.
Es muy difícil distinguir entre la vida y la obra de hombres como Lorenzo Miguel, porque su entrega total a su causa hace que se confundan ambas, ya que todos sus esfuerzos vitales estuvieron dedicados a la UOMRA y el peronismo, sustrayendo incluso tiempo a sus afectos familiares más cercanos, sacrificio que su familia supo entender.
Sus indiscutibles cualidades como conductor lo llevaron a ocupar el cargo de Secretario General de nuestra UOM y de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas. En cada lugar que le tocó ocupar defendió con ahínco la unidad del movimiento obrero con un solo interés, el de los trabajadores. Realizó su labor gremial siempre llevando en alto las banderas del justicialismo.

En el corazón metalúrgico el compañero Lorenzo Miguel siempre será guía y ejemplo para nuestra constante lucha en defensa de los derechos de los trabajadores.

Compartir.