Día del Militante Peronista

0

En una jornada como hoy de 1972, las bases se movilizaron para darle la bienvenida a la figura que representaba la esperanza y el coraje para cambiar un presente de violencia, ilegitimidad y decadencia por un porvenir con esperanza y progreso. Ese sólo gesto de amor hacia su pueblo mostraba la entrega desinteresada de Juan Domingo Perón.
La espera llegaba a su fin. La lluvia y el viento habían decidido ser testigos de ese hito después de 18 largos años pero las columnas no dejaban de movilizarse. Muchos esperaban por el retorno del líder, otros, para ver al mito. Era el inicio de un nuevo viejo tiempo: el peronismo volvía a ser parte activa de la historia argentina.
El Día del Militante nos recuerda la constancia, la lealtad y la fuerza que el Movimiento Justicialista tenía y tiene en nuestra vida institucional. La verdadera vocación por la defensa de los valores más nobles sintetizados en justicia social, soberanía política e independencia económica nos sigue convocando y despierta en las nuevas generaciones el compromiso en la defensa de los derechos alcanzados y nunca negociables porque el único compromiso es con el pueblo trabajador, bandera inclaudicable de todos los peronistas.

Compartir.